Sobre mi

Betabel

Mi nombre es Vicky Murphy, nací en Buenos Aires.

Estudié Artes en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA pero la dejé para irme a hacer la carrera de cine en la Escuela Internacional de Cine y TV de Cuba (EICTV). Viví allí dos años donde, además de cine, aprendí muchísimo sobre nuevos ingredientes y conocí personas del todo el mundo con quienes intercambiamos infinidad de recetas. 

En el 2012 y de pura casualidad me pasaron un estudio antropológico para que hiciera unos resúmenes. La tesis se llamaba “Cocinar y Comer en la Argentina de hoy” y se centraba en cómo se habían ido modificando los hábitos alimenticios y cómo a su vez cambiaban las relaciones interpersonales de las comunidades, cómo se re significaban los alimentos,  incluso cómo nos vinculábamos con los espacios de la casa. Por primera vez entendía conceptos como “comida procesada” versus “comida natural”. De a poco comencé un preguntarse a cerca de lo que comía, de dónde provenía y cómo se hacía, empece a cambiar mi forma de cocinar y también de comer. Me volví una exploradora de los sabores, de ingredientes y técnicas. Pero también descubrí algo más profundo: comer saludablemente no es solo trae un beneficio individual, la manera en que nos alimentamos puede cambiar nuestras formas de ser y de relacionarnos con el mundo.

Todo lo que hago tiene como fin acercar información a la gente para que puedan decidir qué van a comer, de quién proviene, cómo se hace, por qué conviene (o no).

Comer mejor no solo trae un beneficio individual, la manera en que nos alimentamos puede cambiar nuestras formas de relacionarnos con el mundo: comer es un acto político; podés militar, podés discutir, podés tener un rol más o menos activo y también puede que no te interese pero no tomar partido es también una forma de posicionarte 

Cerrar X